Principios del entrenamiento de vóley playa

Principios del entrenamiento del Vóley Playa

Si has entrenado a vóley playa ya sabrás de lo que te hablo. Te habrás encontrado con momentos en los que no has sabido qué hacer para que tus clases sean más eficientes o divertidas. Tanto si tus grupos son de nivel inicial como avanzado, todas las sesiones de entrenamiento deberían cumplir unos principios básicos. Hoy te traemos un decálogo de principios del entrenamiento del Vóley Playa que debes grabarte a fuego. Si aplicas estos principios a tus sesiones de entrenamiento te será más fácil lograr alcanzar tus objetivos.

Tanto si estos objetivos son que tu grupo aprenda las habilidades básicas, como si son que ganen campeonatos, te recomendamos que tengas siempre en cuenta antes de plantear tus entrenamientos estos principios del entrenamiento del vóley playa. Te dejamos este resumen para que los tengas siempre a mano. Más abajo tendrás una tabla para poder verlo todo fácilmente. En siguientes entradas nos meteremos en detalle de cada uno de ellos para que lo tengas todo bien claro y puedas aplicarlo en cada sesión. Si no quieres perderte nada no olvides suscribirte para que te avisemos cuando publiquemos nuevo contenido!

¡Vamos con ello!

Nivel del grupo

Antes de ponerte a preparar entrenamientos ten bien claro cuál es el nivel de tu grupo, si es homogéneo o heterogéneo. Si es mixto, masculino o femenino. Lo mejor es hacer una o dos sesiones de «evaluación», donde toques todas las habilidades posibles y así puedas establecer el nivel correcto. Con esto definido, adapta tus entrenamientos al nivel de grupo. 

Objetivo del grupo

Esta parte es importante fijarla en los primeros días de entrenamiento, una vez veas el nivel. Y recuerda, el objetivo lo debe poner el grupo. Tú puedes orientas y aconsejar, pero es el grupo quien tiene que ponerse sus metas, individuales y colectivas. Tu trabajo será ayudarlos a conseguirlas.

Pista exterior o interior

Cada pista tiene sus ventajas y desventajas propias, y es importante saber En la siguiente entrada te las contamos todas para que sepas aprovechar lo mejor de ambas. 

Duración y ritmo del entrenamiento

Conoce los secretos para saber manejar los ritmos de los entrenamientos. Controla los tiempos para parar y explicar, hacer ejercicios de alta intensidad o de control de balón. Hasta las pausas para beber tienen sus trucos.

Variedad de ejercicios

En la variedad está el gusto dicen, pero no siempre deberás hacer muchos ejercicios variados. Te traemos unas recomendaciones para saber cuándo y cómo variar los ejercicios, así como su duración idónea en cada caso.

Entrenamiento de la técnica

Es lo primero a entrenar, ya que sin la técnica adecuada, la bola caerá al suelo demasiado pronto. Por eso, céntrate primero en que aprendan los fundamentos básicos de los golpeos y desplazamientos. Utiliza ejercicios progresivos con los que vayan cogiendo confianza y habilidad.

Entrenamiento del físico

Tan importante es saber cómo hacer un gesto, como poder ejecutarlo adecuadamente. Una buena condición física permitirá a tus alumnos progresar en la técnica y táctica más rápidamente, evitará lesiones y aumentará la confianza en sí mismos.

Entrenamiento de la táctica

Es la parte que más tarde se suele entrenar, y es que debe tenerse un nivel físico y técnico más avanzando para que la táctica entre en juego. En niveles bajos, la táctica se limitará a algunas cuestiones de posicionamiento en campo, y en general, a cómo jugar con su compañero o compañera para hacerlo «fácil» y reducir los errores más comunes. Conforme se avance en nivel ya podrán tratarse conceptos más complejos.

Implicación del entrenador

La motivación, implicación y compromiso del grupo y de cada uno de sus componentes, nace y se alimenta de lo que ven en su entrenador o entrenadora. Si quieres que tu grupo lo dé todo en cada entrenamiento, empieza por hacerlo tú. Quizá no todos te sigan, pero la gran mayoría lo hará y esperarán tus entrenamientos como lo mejor del día.

Sensación de progreso

Una de las mejores sensaciones que pueden tener tus alumnos al acabar un entrenamiento es sentir que han aprendido y progresado. Siempre, y siempre es siempre, tus alumnos deben irse a casa con sensación haber progresado y de haberse cansado. Descubre cómo en esta entrada.

¿Qué te ha parecido este decálogo de principios del entrenamiento del vóley playa? ¿Crees que es completo o que por el contrario faltan cosas importantes? No dudes en darnos tu opinión en los comentarios más abajo. Nos gusta enseñar, pero también nos gusta aprender y tener en cuenta otros puntos de vista, así que no te cortes y dinos los que piensas. Te lo agradeceremos!